Si no te conocen, no existes
25 noviembre, 2017
“Lo que merece ser hecho, merece que se haga bien” –Enzo Ferrari-

 

 

 

 

 

Puedes pensar que eres bueno, tu formación es increíble,tu actitud es de diez, tus trabajos son lo que se pide, tus proyectos llegan a tiempo y con la calidad exigida. Tus idiomas te permiten leer ideas en la lengua de personajes referentes en el mundo entero. Sabes combinar fragmentos  de conocimiento que has acumulado a largo de tu vida profesional y personal. Sabes de historia, de arte, de ingeniería, de política, de economía asiática, de ambiente cultural en Colombia, eres capaz de prever modas y de ver películas en ruso. Muy bien. Solo lo sabes tú.

Se supone que ya sabes porque mereces lo que te han de pagar, que talento quieres explotar, cuál es tu “F” en tu DAFO, y si no, permítenos decirte que te perdiste un artículo de nuestra serie o un capítulo de nuestro libro. Tu fortaleza, tu cúmulo de habilidades, que combinadas, te convierten en alguien único. Pero quien lo sabe si no te molestas en que le llegue el mensaje.

No comprarías nunca algo que no necesitas, pero ¿Y si no sabes que lo que necesitas existe? ¿Lo comprarías? Quizás la empresa que te requiere ni sabe que hay alguien como tú. Estás perdiendo el tiempo pensando que por azar publicarán tu nombre en una página web generalista de búsqueda de empleo.

 

Hola, te necesito, envía el mismo curriculum que entregas a todas las empresas a través de  un solo click. –

 

 

 

 

Si esto fuese así, no habría ni una empresa de búsqueda de talento en el mercado. Es un enorme trabajo encontrarte. Si existe esa búsqueda. Al final, entre la necesidad real de un departamento, la comunicación con recursos humanos, la transcripción y definición del puesto a su publicación, lectura de curriculums, entrevistas, pruebas, etc, la información no llega a fluir como debería.

Ayuda a tu futura empresa. Te lo pide tu futuro jefe, tu futuro reclutador y te lo pide tu futuro tú. Hazte visible. Se.

¿Cómo hacerlo? Ya sabes que quieres, ya sabes que eres, ahora tienes que estar presente, ser real en los espacios donde tu futura organización está buscando, o ves más allá, muéstrales que existes antes que puedan equivocarse y seleccionar a otra persona.

Redes sociales, emails, entrevistas, workshops, meetings, reuniones, candidaturas espontáneas, ferias, llamadas, networking, etc. Hablar claro, exprésate simple, manda la idea de quién eres, que aportas y que quieres. Tu oportunidad laboral no va a venir a por ti, y además tienes que convencer a alguien de ofrecértela.

Tu curriculum es tu publicidad, es tu primera impresión en la mayoría de casos. Habla de ti. Una vez han revisado 352 para una oferta, la originalidad es imprescindible. No se trata de pintar el nuevo Guernica en un Din A4, sino en hacer perder más de 8 segundos en leerlo, que es lo que se tarda de media. Atrapa tu lector, demuéstrale que eres más que un usuario de Office medio…

Si no te molestas en que tu curriculum sea increíble, ¿Porque ha de ser increíble la reacción de quien lo lee? Y del mismo modo hablamos de tu perfil en las redes sociales, en tu carta de presentación, en tu llamada a una empresa, en tu apretón de manos en una feria de empleo. Se único, y prepárate para serlo.

La preparación ahorra improvisación, y en la improvisación aparecen errores. No deberías cometerlos en la búsqueda de tu trabajo ideal.

Hablando de errores, las redes sociales es el medio donde hoy en día se cometen la mayoría de ellos. Por ejemplo en LinkedIn, la cual es una red social profesional y como tal así ha de permanecer. Hay muchas maneras de ser visible en las redes sociales, se provocador, aporta conocimientos técnicos, reflexiona sobre aspectos de carácter inmutable, se activo, busca nuevas conexiones, oportunidades de negocio, se embajador de tu marca personal. Eres tu agencia de marketing.

Volvemos a la idea original de todo este asunto, buscar trabajo es un trabajo, y se remunera a un solo pago, con tu puesto profesional ideal. Has de tener un plan de comunicación, una idea global de tu perfil y de cómo mostrárselo al mundo. Ahí fuera está la organización que te necesita y de la cual quieres formar parte, si no le llega tu mensaje de una manera clara y sólida no van a llamarte, tienes que ser facilitador de tu idea.

No es LinkedIn la única red social, de ahí la necesidad de un plan de comunicación. El mundo virtual es una realidad, si no existes en él, hay una parte de tu público al que no le llega tu mensaje, no llega la información que quieres transmitir.

Estamos casi en el 2018, no tener un perfil público accesible (si tu intención es ser encontrado) muestra una falta de interés. Las empresas buscan personas motivadas, ya sea por encontrar un trabajo que sea acorde con sus intereses personales o profesionales, por sus ganas de acumular experiencia, de un cambio, de una mejora en sus condiciones o de asumir más responsabilidad.

¿Cómo mostramos esa motivación? Creando una marca personal potente.

Siempre puedes encontrar de manera más detallada más pasos y consejos en nuestra guía “Objetivo: tu EMPLEO” en la página web de ICSA Grupo ®.

 

NOTICIAS RELACIONADAS
24 abril, 2017
¿Conoces tu talento?
Eres tu publicista, y como tal tienes que conocer el producto a vender. Haz uso del Autoconocimiento
 
LEER MÁS >
13 marzo, 2017
Sé la brújula de tu vida
Escoge la vida que quieres, se valiente, siente algo. Ves a por ello. Ahora mismo hay alguien luchando por sus sueños al 100%. ¿Lo haces tú?
 
LEER MÁS >